Betta Macho Splendens

4,50 €
Impuestos incluidos

LA FOTO SOLO ES UN EJEMPLO DE COMO PUEDE SER .

Si quieres vez los que quedan disponibles, puedes preguntar por whastapp al 661616246 y te pasaremos fotos y videos

De brillantes coloridos y un carácter algo agresivo hacia otros peces y semejantes, el pez betta, conocido también como el pez combatiente o luchador de siam, es un ejemplar muy especial, que aporta una fascinante nota de color a cualquier acuario. Es poco exigente, lo que hace que sea fácil de cuidar y muy popular entre aquellos principiantes en la acuariofilia.

Cantidad

 

Política de seguridad, términos y condiciones.

 

Política de envío

En su hábitat natural los combatientes se alimentan de pequeños moluscos e insectos acuáticos que atrapan en la superficie o en el agua. Cuando están en un acuario es importante saber que los betta son carnívoros. La alimentación vegetal no es una opción. En la tienda para animales puedes encontrar comida para peces especial en copos o gránulos, que deben contener mucha proteína animal, pues es necesaria para la formación de músculos de estos activos luchadores. El alimento vivo, sobre todo los insectos pequeños como las moscas comunes, las moscas del vinagre, las larvas o los mosquitos, es una nutritiva alternativa. Los insectos congelados también se pueden encontrar en las tiendas especializadas y son muy populares entre los acuaristas que tienen peces betta. Además, se les puede dar pequeñas porciones de judías verdes y granulados finos.

El pez betta suele ser fácil de cuidar y es aclamado por los principiantes. Dado que su tamaño es bastante pequeño, no hace falta tener un acuario demasiado grande. Ha de tener una capacidad de al menos 54 litros y medir unos 60 centímetros de largo. Los peces betta más pequeños pueden tenerse en acuarios de unos 30 litros. Debido a sus grandes aletas, estos peces luchadores requieren de un poco más de espacio y energía para avanzar en el agua. También existen ventajas de tener un recinto más pequeño: el betta tendrá un territorio mucho más pequeño que defender y la temperatura, que debe estar alrededor de los 26 grados, es más fácil de regular. Las temperaturas inferiores a los veinte grados dificultan el bienestar del animal. Se moverán muy poco o nada. El agua de un acuario de 30 litros puede calentarse con un pequeño termocalentador de 25 vatios.

El valor del pH ideal para los betta está entre 5 y 7, por lo que puede estar bastante ácida, pero nunca debe salirse de este rango. La óptima dureza del agua está entre 5 y 15. En ningún caso se deberá instalar una corriente artificial, pues en su hábitat natural, este pez vive en lagos tranquilos y estas condiciones deben ser parecidas en el acuario.

También es necesario que haya plantas en el suelo del recinto. Es mejor usar los ejemplares asiáticos en lugar de las plantas acuáticas europeas. A los luchadores de Siam les gustan los bosques de plantas densos y las pequeñas plantas flotantes. Eso sí, en la superficie debe haber espacio para los nidos de burbujas que construyen los machos betta. Las plantas flotantes hacen que la pileta esté más oscura, lo que para estos peces es ideal. Las plantas palustres rojas y verdes y blancas y verdes aportan sombra suficiente. Para la decoración del acuario puedes usar piedras de verdad y madera auténtica. El fondo del recinto lo puedes variar según te plazca. Sin embargo, las zonas claras o las piedras de colores son un tabú. A parte de eso puedes usar todo tipo de gravilla y piedras redondas, incluso arena.En teoría no es necesario tener un filtro, pero en ese caso es importante cambiar gran parte del agua una vez a la semana. Los pequeños filtros interiores son una ventaja para esto, pues son silenciosos y pueden ajustarse. Además, se puede usar un purificador de agua para eliminar las sustancias químicas adicionales y los posibles metales pesados. Sin embargo, no es conveniente exagerar, pues tampoco quieres destruir bacterias importantes que el pez pueda necesitar. Estas bacterias se crean después de unas cuatro semanas, por eso lo mejor es que llenes el recinto cuatro semanas antes de adoptar al animal.

5 Artículos